LIDERAZGO CRISTIANO EFECTIVO

Posted by on November 11, 2012 in Reflexiones / Mensajes | 0 comments

LIDERAZGO CRISTIANO EFECTIVO

El Hacedor Sobrenatural:

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.” (Hechos 20:28)
“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros…” (Efesios 4:11).
Estos textos muestran que Dios, y sólo Dios, hace líderes cristianos eficaces. Él da, hace, envía. Él llama y los comisiona. Les comunica gracia, los unge, los equipa, los capacita para servirle efectivamente. Sin esta autorización y unción divina el liderazgo cristiano efectivo es imposible. Esto desplega la singularidad del liderazgo cristiano efectivo, cosa que no requiere el liderazgo en el mundo de los negocios.

Dios ha dado a Su pueblo el privilegio de reconocer a aquellos a quien ha autorizado y ungido (Hechos 6:3; 1 Tim. 3:1-7; Tito 1:5-9).

Esto tiene implicaciones profundas con respecto a cómo gobernamos y cómo identificar y desarrollar líderes emergentes dentro de la generación venidera.

Nos llama a orar (Mat. 9:38).
Nos llama a buscar evidencia de la comisión y comunicación de Dios.
Nos llama a asegurarnos de nuestra propia autorización y unción para gobernar con una confianza que viene de parte de Dios y encontrando nuestra competencia en Dios (2 Cor. 3:4-6).

CINCO métodos bíblicos del liderazgo cristiano efectivo.

Súplica: Los líderes cristianos eficaces oran constantemente.
“Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.” (Hch. 6:4).

También Hch. 1:14, 2:42, 13:1-3; y el ejemplo de Cristo (Lucas 5:16, 6:12-16, 11:1-4, 22:39-46).

Todo lo que necesitamos para un liderazgo efectivo en la iglesia cristiana se encuentra en Dios, no en nosotros. Para obtener sabiduría debemos pedirla a Dios (Santiago 1:5).

Para obtener el Espíritu debemos pedirlo a Dios (Lucas 11:13).

Para la salvación “las cosas que son imposibles para los hombres son posibles para Dios.” (Marcos 10:27).

Sólo Dios puede liberar del poder de Satanás (Marcos 9:29).

Mientras más experimentemos en verdad la necesidad para conducirnos “exitosamente” por un poder sobrenatural, esto es, el liderazgo efectivo, más estaremos inclinados a la oración, como pastores, y más llevaremos la iglesia a orar.

Motivación: Los líderes cristianos eficaces motivan bíblicamente y con discernimiento.

“Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.” (Hch. 6:4). Los sermones son en un sentido “discursos motivacionales.” En ellos apuntamos a que por el poder de Dios hombres pueden ser motivados a actuar por la gloria de Dios. Apuntamos a que pecadores sean salvados (Rom. 10:14).

Apuntamos a que los santos se santifiquen (Col. 1:29) y se estimulen a servir a Cristo (Ef. 4:11-13). La palabra de Dios, no los dictados de la sabiduría humana, debe proveer esta motivación para que seamos verdaderamente eficaces (2 Tim. 4:1 ss). Debemos considerar cuidadosamente el rango completo de la motivación del evangelio e intentar de aplicarla apropiadamente, con discernimiento, en nuestro ministerio público y privado de la Palabra.

Delegación: Los líderes cristianos eficaces delegan sabia y prudentemente.

“varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.” (Hech. 6:3); Ex. 18:13-26; Tito 1:5, 2:1-5; 1 Tim. 3:11, con Rom. 16:1,2.

Esto llama a seguridad y consejo y consentimiento corporativo.

Imitación: Los líderes cristianos eficaces son ejemplos de Cristo (cristianismo) personalmente.

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” (1 Cor. 11:1)

“Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.” (Heb. 13:7)
“no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.” (1 Ped. 5:3)

“varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia” (Ex. 18:21).
“El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.”(Lucas 6:40)
Hay una relación entre la imitación y la visión (Maxwell, “Desarrollando”, p. 120) “Las personas primero se interesan en ti antes de interesarse en tus sueños. Una moral alta en una organización proviene de tener fe en la persona que está en la cima.”

El liderazgo cristiano efectivo descansa en el carácter ejemplar cristiano. Debemos ser ejemplos a las personas en nuestro camino personal con Dios, en nuestras palabras, en nuestro matrimonio, en la crianza de nuestros hijos, en nuestras relaciones financieras, en nuestros negocios y ética de trabajo, en el cuidado de nuestros cuerpos. Aquí debemos tomar cuidado de nosotros.”

A menos que las personas tengan confianza en nuestro carácter y competencia, no seguirán nuestro liderazgo, o verán nuestra visión para la gloria de Dios.

Este principio explica la gran desilusión que muchos experimentan. Explica por qué la visión sola no mantuvo ni mantendrá personas en un ministerio.

Sucesión: Un liderazgo cristiano efectivo implica ser mentor de líderes futuros.

“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Tim. 2:2)

La Manera Bíblica:

1. El liderazgo cristiano bíblico es un liderazgo de fe.

“varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor” (Hech. 11:24); ” si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe” (Rom. 12:6) La fe ve lo invisible y descansa en lo sobrenatural (Heb. 11:33-34). La carencia de fe paraliza el liderazgo efectivo y el servicio cristiano (Mat. 17:29-20). Para incrementar en eficiencia como líderes cristianos, debemos experimentar una incrementada medida de fe.

2. El liderazgo cristiano efectivo es un liderazgo en amor.

1 Tim. 3:5; Mat. 20;27; 1 Tes. 2:8; Fil. 2:20.

3. El liderazgo cristiano efectivo es un liderazgo con diligencia.

“el que preside, con solicitud” (Rom. 12:8); “la mano de los diligentes señoreará” (Prov. 12:24).Cristo Cambia

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *